Ya tenemos el verano encima y como no podía ser de otra manera los planes para disfrutarlo pasan por tener una piscina cerca.

Así que si estás pensando en construir una piscina en tu jardín, aquí tienes algunas diferencias según el tipo que eligas.

¿Piscina?

 

Piscina con vaso de poliéster: Al ser prefabricado no tiene juntas su superficie lisa evita la s incrustaciones y la aparición de algas. Puedes dejarla vacía largas temporadas. Soporta grandes presiones. Si sufre alguna fisura puedes repararla con el mismo material de que está fabricada, poliéster. Esta piscina permite cambiar su posición, en caso de querer hacerlo.

Piscina con vaso de obra: La proyección de hormigón a alta presión logra una resistencia máxima en todo el vaso, con una impermeabilización y durabilidad garantizada. Este tipo de material te permite todo el juego que quieras a la hora de elegir la forma.

Piscina con vaso de paneles: Hay dos tipos de paneles. Los de polímero que no se deforman , ni se deterioran, no se corroen por los químicos. Equivalen a 60 cm de hormigón y permiten cierta holgura en los cambios del terreno.

Las de paneles de acero ofrecen tratamiento anti-corrosión, mayor resistencia a los rayos ultravioleta y a los cambios medioambientales.

En definitiva sea cual sea tu piscina, seguro que este verano te va a regalar momentos muy refrescantes.

¿Con cual te quedas?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
UA-68995181-1