Hola, hoy vamos a hablar de el acondicionamiento que debe tener el vaso de la piscina en su fase de mantenimiento.

Aunque no es obligatorio hacerlo todas las temporadas, cada cierto tiempo es indispensable vaciar toda el agua de la piscina, retirando lógicamente los elementos que pudieran obstruir los desagües y canalizaciones (hojas, botellas, etc.)

Seguidamente y sin dejar pasar tiempo, realizaremos la limpieza de las paredes y del suelo del vaso con productos desincrustantes para eliminar las algas e incrustaciones  que hayan podido aparecer durante el invierno. Aquí hay que tener especial cuidado de no dañar el alicatado. Los productos a utilizar tienen mucho poder corrosivo, por esto es aconsejable realizar el trabajo por pequeñas áreas enjuagándolas una vez limpias.

En el segundo paso realizaremos una revisión concienzuda para detectar posibles gritas y huecos para  rellenar mediante cemento cola (Griffi) y conseguir así un plano uniforme que facilitará posteriormente el trabajo del cepillado de paredes y paso del limpiafondos.

Seguiremos con la revisión de los compensadores de nivel, skimmers, tomas de fondo y desagües para su reparación o sustitución en caso de ser necesario. Por último antes del llenado del vaso realizaremos una imprimación completa del vaso con algicida para asegurarnos la demora en la aparición de algas en las zonas con menos movimiento de aguas.

De esta manera dispondremos de una piscina lista para afrontar los baños de los niños más activos y los adultos más niños. 😉

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
UA-68995181-1